Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para análisis y personalización
Saber más    

Noticies Toles noticies d´IX

Cambéu a la portuguesa: IX apuesta por gobiernos de coalición pola izquierda

Ensin perder identidá, l'exemplu del executivu lusu sirvi como fueya de ruta pa desallugar a la derecha

Portugal ye un exemplu de que'l cambéu ye posible. Siquier, neso coincidieron güei el coordinador xeneral d'IX Asturies, Ramón Argüelles, el de Xixón, Faustino Sabio, la eurodiputada castrillonense Ángela Vallina, y el europarlamentario del Partíu Comunista Portugués Miguel Viegas, pa quien la meyor alternativa pa revertir les polítiques de retayos de la derecha y la socialdemocracia ye una gran alianza que dexe la constitución de gobiernos de progresu.

Asina, la república vecina llogró formar un gobiernu socialista, sofitáu en dos talos pactos col Bloco y el Partíu Comunista de Portugal, que les sos polítiques yá empiecen a dar frutos, en forma d'una meyora de les condiciones de vida de la población, duramente penalizada mientres los años d'aplicación de los retayos. Baxada de dellos impuestos, imposición d'otros sobro'l patrimoniu, paralización de les privatizaciones y reversión de dalgunes como la llínea aérea TAP; fin de la enseñanza alcordada naquellos llugares onde esistíen centros públicos, recuperación de les 35 hores de xornada selmanal pa trabayadores del sector públicu o medría del salariu mínimu interprofesional son dalgunes d'estes midíes que, frente a los agoreros de la derecha, llegaron amás con un amenorgamientu de la delda pública, que taba nel 130% del PIB. Y ye que, recordó Ramón Argüelles, el mensaxe del mieu de los voceros más refractarios de los partíos conservadores, o de los que falaben de “geringonça” –términu en ciertu mou despreciatible igual al castellán jeringonza- viose claramente desmentíu pola realidá d'un país nel que, adulces, la población empieza a percibir y esperimentar el cambéu pa meyor. “Güei Portugal vuelve danos una llección”, esplicó'l coordinador xeneral d'IX, en referencia a la capacidá de los partíos de la esquierda de llegar a alcuerdos.

Pa Ángela Vallina, el cambéu nel país vecín ye un puntu d'inflexón que supon, dixo, “un respiru” cola demostración, añedió, de que puede gobernase faciendo polítiques pa la ciudadanía, non solo pa cuatro privilexaos o grandes poderes financieros”.

Pero, amás del exemplu en polítiques, Portugal, señaló Ángela Vallina, ye tamién un exemplu pa la izquierda. “Ye un Gobiernu de trés fuerces progresistes, d'izquierda, pero caúna caltuvo la so identidá. Que yo creo que ye l'exemplu que debemos de siguir. Una cosa ye confluyir, pero, cada unu, cola so identidá, allegando a les elecciones y depués sentase y axustar unes polítiques de gobiernu, un programa de gobiernu”.

Miguel Viegas enfatizó nel bon entendimientu que'l Partíu Comunista de Portugal caltién, “dende va años”, con Izquierda Xunida y que, precisamente, esa bona sintonía que tamién se manifiesta nel Parlamentu Européu, esplica la so presencia en Xixón pa falar de la esperiencia que dexó'l cambéu de gobiernu y de polítiques nel so país. Y magar reconoció que les esperiencies d'un estáu nun son necesariamente replicables n'otru, sí qu'aportunó en qu'esisten puntos comunes que pueden dexar aprender “los unos de los otros”. El cambéu del executivu portugués, esplicó, foi productu d'un cambéu na correlación de fuerces nel Parlamentu, que dio a la izquierda nel so conxuntu la mayoría, superando al partíu de la derecha que, unitariamente, fuera'l más votáu. Un cambéu posible gracies a la capacidá del propiu Partíu Comunista una y bones, recordó, el Partíu Socialista aceptaba dir a la oposición y si finalmente decidió formar gobiernu foi porque, diez minutos dempués de dase a conocer les resultancies de les votaciones, el secretariu xeneral del so partíu fizo público que sofitaría un gobiernu de cambéu, polo que la derecha solo gobernaría si los socialistes arrenunciaben.

Como oxetivos concretos, l'alcuerdu del Partíu Comunista colos socialistes incluyía revertir les polítiques de retayos, parar les privatizaciones o revertiles en dellos casos, cola urxencia d'ameyorar les condiciones de vida de trabayadores y de la xente. “Agora la prioridá ye siguir la negociación col Gobiernu'l presupuestu y toles midíes polítiques”, señaló Viegas, pa quien ye imprescindible esplicar a la población que tien de siguir movilizada, porque d'esa forma puede llograse una orientación más a la izquierda.

Nestos momentos, l'eurodiputáu enfatizó en que'l retu ta agora en dar a conocer a la población la importancia de les meyores alcanzaes gracies al pactu de gobiernu, evitando que, nunes próximes elecciones los socialistes pudieren capitalizar n'esclusiva los réditos de la meyora de les condiciones de vida de la población. Ello ye que señaló, una mayoría absoluta del Partíu Socialista sería, al so xuiciu, un pasu tras.

El coordinador local d'IX Xixón, Faustino Sabio, punxo especial énfasis nel cambéu de política que se punxo en marcha en Portugal, demostrando qu'hai marxe de maniobra, dientro de la mesma Unión Europea, pa, gracies a l'alianza de la esquierda, “acometer la crisis de forma distinta y ensin que la pagaren, como nel casu d'España, los y les trabayadores y les families más humildes, pela parte más débil de la estructura social”.

Identidad y confluencia

Sobre la reciente reflexión del coordinador federal, Alberto Garzón, referida a las estrategias de Izquierda Unida en el contexto nacional y las insuficiencias del pacto con Podemos, Ramón Argüelles manifestó que en cualquier ámbito es imprescindible la capacidad de introspección. “Hay que ser autocríticos y si ese es el diagnóstico (en referencia la –entre otros- pérdida de visibilidad de IU- que de verdad se percibe por gente de la organización que es así, pues habrá que replantearse ese funcionamiento. En todo caso, aquí, en Asturias, lo que se vaya a hacer lo vamos a decidir los militantes sí o sí. Convergencia o confluencia, yo creo que lo que nos tiene que mostrar el ejemplo de Miguel (Viegas) es que no hace falta estar en el mismo saco para poder llevar a cabo una política que cambie la realidad. Se puede respetar la identidad de los partidos y, sin embargo, cambiar un gobierno si somos capaces de sacrificar cosas todos”.

Para Argüelles, el camino del cambio es posible y sigue abierto, a pesar de que, hasta ahora no haya sido posible. “Aquí en Asturias fue un ejemplo de lo que no pudo ser. Izquierda Unida lo intentó, lo intentó con Podemos y con el PSOE y no se pudo lograr ese entente”.

En el mismo sentido se manifestó Ángela Vallina, para quien el caso de Portugal supone un antes y un después de la política europea, con un cambio que pasa por confluir sin necesidad de integrarse. “Cada uno tiene su programa y tenemos diferencias unos partidos y otros; el caso es llegar al acuerdo en esas políticas de verdad de la izquierda de cara a la ciudadanía y abandonar el miedo, pues se nos está vendiendo o el liberalismo y sus políticas o la nada”

Volver

Compartir

2014 Izquierda Xunida d'Asturies - Política de privacidad - Política de cookies